Las tapas son uno de los secretos de nuestro restaurante de comida casera en Villaverde Madrid. Aunque en un principio las tapas nacieron para evitar que las moscas entraran en los vasos y copas de vino, poniendo una loncha de queso o jamón que les impedía acceder y beber, en la actualidad son una de las costumbres más famosas de la gastronomía española, permitiendo al comensal comer una gran variedad de platos con poca cantidad a precios muy económicos.

Una de las tapas más demandadas en nuestro restaurante de comida casera en Villaverde Madrid son los callos con garbanzos. Este guiso típico de gran sabor es perfecto para recuperar fuerzas y, en formato tapa, evitamos que se nos haga pesado. Para los niños, unos huevos de corral con soletilla de jamón y patatas es una forma de tomar una tapa de calidad digna para todos los paladares, ya que no hay nadie que se resista a un buen huevo frito.

Los amantes del marisco pueden probar las gambas al ajillo, con su punto perfecto de picante, o incluso las gambas a la gabardina, uno de los rebozados más tradicionales. En temporada, las setas de cardo son una opción excelente mientras que fuera de ella tenemos los champiñones con jamón o las alcachofas con jamón si queremos algo en el que lo vegetal sea protagonista. Si preferimos la carne, un plato de carne adobada o de oreja a la plancha es la tapa perfecta.

En La Mancheguita 1978 tenemos una gran variedad de tapas caseras muy apetitosas. No te pierdas nuestras croquetas ni nuestro revuelto de morcilla.